Cómo lavar a un recién nacido con una esponja

0
7
Cómo lavar a un recién nacido con una esponja
Cómo lavar a un recién nacido con una esponja

Si se está preguntando cómo limpiar adecuadamente a un recién nacido, entonces sepa que la forma más fácil de mantener a su bebé limpio es limpiarlo con una esponja: para él será una sensación agradable y placentera.

Recomendado por expertos.

Las personas expertas dicen que los baños diarios son opcionales, ya que pueden secar la delicada piel de un niño. De tres a cinco veces por semana será suficiente hasta que su bebé tenga un año de edad.

Cinco pasos fáciles para el éxito.

1. Seleccione el tiempo

Algunas madres prefieren la mañana cuando los bebés están alertas y llenos de energía. Otras madres eligen la noche como parte de un ritual relajante a la hora de acostarse.

2. Recoge todo lo que necesitas antes de comenzar.

Coge ropa limpia, un pañal nuevo, un par de estropajos, una toalla grande, un jabón suave para bebés y un tazón o taza de agua tibia (no caliente). Compruebe la temperatura del agua, el lado interno de su muñeca.

3. Trate de que el bebé se sienta cómodo.

Asegúrese de que la habitación esté tibia antes de desvestir al bebé.

4. Comience en la parte superior.

Comience con la cara y la cabeza, usando una toallita sin jabón, para que no se ponga espuma de jabón en los ojos o la boca. Preste especial atención al cuello y al área debajo de la barbilla. Las áreas entre los dedos, las axilas y detrás de las orejas también necesitan una limpieza profunda. Limpie el área alrededor de los residuos del cable, pero asegúrese de que se mantenga seco. Si lo mojó accidentalmente, seque suavemente con una toalla suave. ¡Limpie el área debajo del pañal al final y siempre sostenga el cuello y la cabeza del bebé!

5. Protección y curación.

Si su hijo está circuncidado, lave su pene con agua corriente hasta que sane (generalmente entre siete y diez días después de la cirugía). Si no está recortado, lávelo de la misma manera que lava el resto de su cuerpo.

6. Envolver

Al final del procedimiento, limpie a su bebé con una toalla con capucha, ponga un pañal limpio y bese su barriga suave y limpia. ¡Todo está limpio!

Deja un comentario